Blog

La primera misión de Nadine

Comenzaba el año 2012 y después de arduas restauraciones, Nadine ya estaba casi lista para salir a la calle. Le faltaban detalles de tapicería bastantes insignificantes cuando un amigo nos avisó para asistir a un casting de autos de época que estaban realizando en el Hotel Nacional de Cuba para la filmación de una película coproducción cubano-canadiense.

Nace Nadine

Era el auto de mi tío. A diferencia de Lola, Nadine siempre perteneció a la familia.  Desde su compra inicial en el año 1955, fue pasando de una generación a otra. Siempre fue un auto bello con los mismos colores que tiene actualmente. Se compró en la sucursal que tenía la agencia Chevrolet en San Antonio de los Baños por aquel entonces. Cuando su anterior dueño, mi tío por vía materna, enfermó, pensó a quien le dejaría su auto como herencia. Lo amaba tanto que no quería pensar que este auto se vendiera ni saliera del círculo familiar.

Lola es rosa y blanco

Seguramente Lola, como cariñosamente le apodamos, hubiera sido un almendrón* más circulando por La Habana sino la hubiésemos encontrado a tiempo. Tal vez, incluso, se hubiera convertido en chatarra, sino hubiésemos visto “algo más”  que un carro viejo desahuciado, aquella tarde del año 2011 cuando por primera vez lo vimos en el patio de sus antiguos dueños.

Suscribirse a RSS - blogs

Etiquetas

Contácto rápido

Nidialys Acosta Cabrera

+53 (7) 641 4053

+53 (5) 295 3842

comercial@nostalgicarcuba.com

Últimas galerías